La plata está bien calificada como un metal precioso. A menudo se subestima, pero tiene un potencial considerable. En tales casos, el precio de la plata y el metal amarillo puede ser muy competitivo. Es decir, cuando el precio del oro cae, los inversores más inteligentes invierten en el lado de la plata. Pero antes de invertir en plata, es importante entender por qué el precio de la plata sube y baja.

Variación del precio de la plata: oferta y demanda

El precio de la plata y el metal amarillo funciona de la misma manera en términos de variación. El precio de la plata depende de la oferta y la demanda. Esto se traduce más explícitamente como sigue:

– La oferta sigue a la demanda: el precio es estable;

– La oferta ya no sigue a la demanda: el precio sube y se vuelve más caro;

– La demanda es débil: el precio cae porque las existencias están llenas.

Estos dos factores determinantes dependen también de otros factores diversos. Generalmente, es la oferta la que impacta en el precio del dinero, porque la demanda es siempre estable. Los expertos dicen que en unos pocos años las reservas de plata pueden agotarse, por lo que el suministro puede ser muy limitado.

Nuevas tecnologías

Actualmente, algunas tecnologías juran por el dinero. Es un material indispensable para la mayoría de los artilugios, porque sin él, no funcionan correctamente. Por ejemplo, la industria que fabrica paneles fotovoltaicos tiene una gran necesidad de metal gris. Se considera que es un gran consumidor. Así que el precio del dinero está subiendo debido a estas nuevas tecnologías que lo usan en masa. Sin embargo, también podemos tratar con la situación opuesta. De hecho, algunas tecnologías están tratando de salir de la adicción a la plata. Buscan maneras de limitar su necesidad, y este es el caso en la industria de la fotografía y el cine. Hay una caída en la demanda y el precio del dinero cae al mismo tiempo.

El crecimiento mundial y la moneda americana

La evolución del precio del dinero también depende considerablemente de la expansión económica. En todo el mundo, las joyas de plata, oro y otros metales preciosos son muy populares. Sin embargo, cuando el poder adquisitivo disminuye, hay una reducción en la compra de joyas, que a la larga se vuelve muy escasa. La demanda de plata se ve entonces afectada. Aparte de esto, tanto la plata como el oro están influenciados por el dólar. El precio de la plata y del metal amarillo varía entonces según la evolución de la moneda americana.